Escríbenos ó Síguenos En
para leer

Lo muertos milagrosos de los cementerios colombianos

Martes, 27 de Oct - 20150

muertos milagrosos

Muy a pesar de ser un país religioso, o tal vez precisamente por esto, en Colombia las supersticiones y creencias misteriosas son muy comunes, aquí te presentamos los muertos milagrosos más visitados de los cementerios de Cali, Medellín, Barranquilla y Bogotá.

En el cementerio central de Cali existe una historia que cada vez toma más fuerza ‘La niña milagrosa’, un bebé fallecido a quien se le atribuyen milagros de sanación. Nació un 25 de agosto de 2005 y murió el 25 de agosto del 2006 de causas desconocidas, según cuentan a la misma hora en la que nació. Las personas se acercan con muñecas y peluches, le colocan flores y velas para pedirle que interceda por la salud propia o de un familiar. A quienes se han llevado un juguete les perturba los sueños y deben devolverlo para tener paz.

El lunes, día de las ánimas benditas, es un día concurrido para ‘el cervecero milagroso’ una estatua que decora el mausoleo de Leo Sigifredo Kopp, fundador de Bavaria y reconocido por crear el barrio ‘La Perseverancia’ para sus empleados. La estatua se encuentra en el cementerio central de Bogotá, hasta ella se acerca la gente para pedirle favores hablándole al oído izquierdo, incluso le han creado una oración propia.

Luchito ‘el milagroso’ nació en 1950 y murió en 1973, este joven sufría de una rara enfermedad que no lo dejaba crecer por lo que fue físicamente un niño durante sus 23 años de vida, se dice que siempre tuvo un noble corazón y le daba a la gente lo que le pedía, por eso después de muerto la gente sigue acudiendo al cementerio universal de Barranquilla a llevarle flores, rezarle y pedirle múltiples favores.

Es un alma llena de pecados y privada del descanso, eso dicen los que visitan la tumba de Pablo Escobar en el cementerio privado Montesacro de Medellín; llegan cientos de turistas extranjeros y curiosos nacionales, algunos por una foto y muchos otros a pedirle favores desde el más allá, tal como lo hacía la gente de los barrios pobres en los que practicaba sus acciones delictivas en vida. Ellos lo ven como un alma que vaga y paga sus pecados ayudando a quienes le piden con devoción.

© 2015, Olímpica Stereo. Este contenido está amparado bajo la ley de derecho de autor colombiana

Para comentar esta publicación ingresa con