Escríbenos ó Síguenos En
para leer

Iván Calderón, el orgulloso padre de un hijo desobediente

Viernes, 17 de Jun - 20161

Iván Calderón

El director musical de ‘Los gigantes del vallenato’ es uno de los genios de la producción, Iván Calderón es un hombre que creció y se formó en la industria, es frecuentemente consultado por Jorge Celedón, Jean Carlos Centeno y Nelson Velásquez, entre otros grandes intérpretes que ven en él un guía de finísimo criterio; sin embargo a este mismo hombre que los exitosos buscan por su opinión de peso, su propio hijo decidió llevarle la contraria.

Padre de cuatro hombres y una mujer, músico desde muy joven, consiente de la lucha que le representó; junto con los demás fundadores de la agrupación para convertirla en un referente del género, Iván le dejó muy en claro a sus hijos que debían estudiar una carrera y dedicarse a otra profesión, fue su afán por protegerlos de lo difícil de este medio lo que lo llevó a ser muy estricto con ellos y no dejarles la opción de escoger.

Daniel nunca tuvo claro qué iba a hacer con su vida pero sabía que músico no iba a ser, “yo ya tenía bien ‘lavadito el cerebro’ – dice Daniel – por eso repetía con convicción: “Voy a hacer una carrera”. Solo que no sabía qué estudiar ni que responder cuando le preguntaban cuál. “Uno para los hijos quiere siempre lo seguro”, dice ahora Iván Calderón, satisfecho de que Daniel hubiera seguido su propio camino y no el que sus deseos le habían trazado.

Daniel intentó ser obediente y entró a estudiar ingeniería de sistemas, pero a pesar de su esfuerzo esto no se le daba “Se supone que si uno estudia algo, aprende, pero yo no lo hacía”, la música fue su herencia con el talento vocal de su madre y el oído de su padre, Daniel estaba luchando contra la corriente. Fue su tío Ibio Calderón quien lo apoyó para ‘desafiar’ a su padre y decidirse por la música como su verdadera profesión.  A pesar de su insistencia, del demostrado talento del muchacho y de sus ganas, Iván su padre seguía diciendo que no y a Daniel no le quedó otra que tomar su propia decisión.

Cómo cuando las cosas son para uno se dan, o eso dicen, la agrupación pasaba por un momento de crisis y tras la salida de su voz principal fue Daniel quien se quedó con el puesto – “Nunca me hice la película de ser artista -recuerda-. No sabía cómo pararme en tarima o dar una entrevista. No imaginaba esta faceta, no imaginaba este puesto. Las críticas caen sobre el que canta”.

Claro que Iván Calderón como buen padre y líder se dedicó a dejarle muy claro a su hijo todos los sacrificios que iban a llegar con su decisión, los trasnochos, los viajes, la pérdida de su vida privada, los rumores mal intencionados y todo lo que por experiencia sabía que Daniel iba a tener que enfrentar, lo que su hijo mayor respondía – “No importa yo lo hago, yo lo hago”.

El desenlace de esta historia es bien conocido por todos, este muchacho se hizo hombre luchando por su sueño, como se lo enseñó con su ejemplo su padre. Aunque no era su intensión desafiarlo fue esa la única forma de llegar a ser un profesional en lo que realmente le gusta y su padre comprendió que el talento de su hijo era imparable, al no dejarle las cosas fáciles su padre le ayudó a crear un carácter que hoy le ha dado grandes frutos.

Por eso Iván Calderón es de los pocos que puede mostrar con orgullo los logros de su hijo desobediente.

© 2016, Olímpica Stereo. Este contenido está amparado bajo la ley de derecho de autor colombiana

1 Comentario

  1. Óscar Vargas - Usuario Facebook dice:

    Arriba Daniel Calderón, el Mago del Vallenato

Para comentar esta publicación ingresa con