Escríbenos ó Síguenos En
para leer

El pueblo vallenato y sabanero se mecen en “La hamaca grande” de Adolfo Pacheco

Martes, 1 de Ago - 20170

hamacagrande
La canción fue presentada por Pacheco durante una parranda en 1969, en San Jacinto (Bolívar), y desde ese momento no paró. Aunque le daban nombres diferentes, fue el empresario Edgardo Pereira quien le dio el definitivo. “El nombre me gustó, porque cubre todo lo que yo quería exponer, y da una sensación de reconcilio”, dice Pacheco.

Antes, por obra de la ‘Cacica’ Consuelo Araújo, toda la música que se tocaba con acordeón estaba empaquetada con el sello de Valledupar, y el nombre natural para denominarla era el de ‘vallenata’. Pero se ignoraba que en regiones como el viejo Bolívar ( hoy es Sucre, Córdoba y Bolívar) ya se tocaban por lo menos 12 ritmos diferentes, con la cumbia como madre.

La hamaca grande ayudó a reconciliar a las dos regiones que vislumbraban conatos de disputas folclóricas. Aunque para muchos personajes, la canción era una pulla hacia los vallenatos.

“Una heridita se convirtió en música”, dijo Adolfo Pacheco, aquella querella regional, terminó convertida en una espléndida canción, una metáfora de una hamaca en la que el pueblo vallenato y sabanero pudieran mecerse juntos y cantar sin distancias.

Pocos saben que ‘La hamaca grande’ tuvo una segunda versión, que hizo Pacheco, según sus propias palabras, para aclarar las dudas que dejó la primera, pero las pullas a los vallenatos no terminaron.

‘Buscaron a Alfonso López/ se valieron de la prensa/ y dijeron que el folclor/ legendario y bullanguero/era el de Valledupar/ y como en Cien años de Soledad/ glorificaron a Rafael/ hoy el que no toca el ritmo aquel/es como si no tocara ná’ , dice la segunda parte.

© 2017, Olímpica Stereo. Este contenido está amparado bajo la ley de derecho de autor colombiana

Para comentar esta publicación ingresa con