Escríbenos ó Síguenos En
para leer

Ángela, Aida y Acela las tres ‘mamás’ del Joe Arroyo

Viernes, 13 de May - 20160

Joe Arroyo

‘Bendigo a la que me dio amamantar de su seno
pero bendigo a la que sintió el dolor y la dicha de parir
la que se sacrificó para que yo viviera
y pudiera estar aquí cantándole a ustedes’

En el mes de mayo las mujeres que lo han dado todo por sus hijos y sus familias son el centro de atención, se dice que madre solo hay una pero eso no es tan cierto, por lo menos no para el gran Joe Arroyo que tuvo la particularidad de contar con tres madres que influenciaron su crianza.

Una madre lo parió y lo cuidó tanto como le fue posible dadas sus limitaciones económicas y otras dos mujeres lo criaron entre su infancia y adolescencia para formarlo como persona.

Ángela Regina González Chávez, era una morena de delgada de caderas anchas, trabajadora y con fama de seria que habitaba un tendal casi al final de un enorme terreno, que comenzaba un poco después de las orillas de la vía principal, al pie de la popa.

Desde joven ayudaba en su casa y cuando ya ‘cogió marido’ se ganaba la vida lavando y planchando ropa en un humilde hotel de Bocagrande, ella nunca quiso que su hijo cantara, esperaba poder darle un futuro más ‘prometedor’.

Aunque tuvo tres hijos con Guillermo Arroyo (El negro chombo) y éste la visitaba esporádicamente, un día simplemente ya no regresó y ella tuvo que responder por sus hijos prácticamente sola. Murió el 21 de junio de 2002 dejando un vacío muy grande en el corazón de Álvaro José.

Aida Güeto Chávez, hermana de la madre natural del Joe, estuvo desde siempre involucrada en la crianza del muchacho, junto a su esposo Julio fueron el bastión de la madre de Álvaro José, por la falta del padre.

Cuenta que su hermana y sus sobrinos llegaron a vivir a su casa, en el barrio Nariño, cuando éste tenía 3 años, ella sufrió y gozó con sus ocurrencias ya que su hermana Ángela tenía que trabajar todo el día, dejando al pequeñito a su cargo; cuando ´Álvaro dejaba ver su talento ella le daba alas para que siguiera soñando con ser cantante.

Ella dice estar muy orgullosa de que Joe haya homenajeado el sacrificio de su hermana Ángela con la canción ‘Mama’. Continúa viviendo en la misma casa donde ayudó a convertir a Álvaro José en un buen hombre.

Acela Arrieta Mercado. En su búsqueda por obtener la fama, Joe Arroyo llegó a Sincelejo donde recibió asilo en la casa de doña Acela,  quien junto a sus cinco hijos lo acogió con toda la disposición, era un hogar de músicos y veían en él un joven trabajador con muchos sueños por cumplir.

El Joe tendría 16 años cuando se fue a vivir con Acela en Sincelejo y duró bajo su cuidado cinco años. Ella lo atendía como uno más de sus hijos y por esto Joe la consideraba una madre, al punto de pedirle que lo acompañara en uno de sus periodos de recuperación internado en una clínica de Cartagena. Acela murió a sus 81 años en agosto de 2012.

Tres amores de madre, dados cada uno en momentos trascendentales de la formación de Álvaro José ‘Joe’ Arroyo y que influenciaron su carácter permitiéndonos tener un ídolo musical de talla internacional, Ángela, Aida y Acela cada una representa el amor y sacrificio de las madres por sus hijos.

Fotos: El Universal de Cartagena.

© 2016, Olímpica Stereo. Este contenido está amparado bajo la ley de derecho de autor colombiana

Para comentar esta publicación ingresa con