Escríbenos ó Síguenos En
noticia

Gilberto Santa Rosa llevará toda su energía a Puerto Rico

Jueves, 3 de Mar - 20160

Gilberto Santa Rosa

Lo puede hacer mil veces, pero el compromiso con su público sigue intacto: brindar el mejor espectáculo apoyándose en su probado talento y la experiencia de tantos años de trayectoria.

Ese dinamismo, ese ambiente de fiesta y camaradería que Gilberto Santa Rosa llevó al Centro de Bellas Artes (CBA) en San Juan, Puerto Rico, a principios de febrero pasado, lo ofrecerá mañana viernes en el Centro de Bellas Artes de Caguas.

“Básicamente, es el mismo espectáculo para el público que no lo vio la primera vez”, destaca el salsero. El show igual contará con la participación del grupo de merengue LimiT-21 como invitado “y con la energía que nos da haber tenido un bonito show en Bellas Artes en San Juan”.

A nivel profesional, el intérprete de La agarro bajando y Vivir sin ella vuelve a Caguas “después de muchos años. Yo había hecho ahí  una temporada con (el musical) La verdadera historia de Pedro Navaja, y después hice un espectáculo en homenaje a Tito Rodríguez. Me da mucha alegría volver”.

Noche  mágica

El pasado viernes, “el Caballero de la Salsa” realizó una presentación en suelo azteca, donde miles de admiradores se reunieron en el Teatro Metropólitan en la Ciudad de México.

Uno de los momentos memorables de la noche fue la presencia en el público del veterano cantante Marco Antonio Muñiz. “Nosotros le habíamos hecho la maldad simpática de montar una de sus canciones (Luz y sombra), pero era como un regalo, no queríamos que él cantara ni trabajara”. Sin embargo, el junte fue inevitable, y la presentación del dúo se convirtió en una de las intervenciones más aplaudidas de la noche.

“Me sentí honrado porque soy un gran fanático de Marco. Hemos hecho amistad con el pasar de los años”, recuerda Santa Rosa, quien previo al país mexicano se presentó en Miami, Orlando, Houston y Las Vegas, entre otras ciudades en Estados Unidos.

¡Verá a su nieta!

En estos momentos de su vida, una de las experiencias que más disfruta es la de ser abuelo. Al hablar de su nieto Ian Marco, de dos años y medio, y de la pequeña Evelyn, de poco más de tres semanas de nacida, refleja el típico júbilo de quien se siente orgulloso de vivir una de las etapas más valiosas de su vida.

Este fin de semana, luego de presentarse en Caguas, viajará a Chicago –donde recientemente recibió un reconocimiento de la comunidad boricua- para brindar su espectáculo en el House of Blues. Luego, “voy a un compromiso que es increíble, porque es para conocer a mi nieta”.

El nacimiento de la bebé, de su hijo Javier, se esperaba para el 7 de marzo. “Yo la iba a recibir, pero se adelantó tres semanas”. Según comparte, “como estaba en gira no pude ir a conocer a mi nieta, ¡así que voy a verla este fin de semana!”.

Posterior a la visita -y a disfrutar una vez más de su rol de abuelo-, se integrará a la gira para ir a Texas y allí visitar Austin, San Antonio y Dallas.

Al reflexionar sobre el amor a sus nietos, resalta que “es una bendición porque la gente te habla por ahí que a los nietos se quieren más que a los hijos, pero no, es que es un amor diferente, más maduro, con más experiencia, más tranquilo para uno porque no tienes esa carrera que tenías en la crianza, y entonces todo es una ternura, esa experiencia te la disfrutas más porque estás en otra dimensión en tu vida”.

Además, “es una belleza que te digan ‘abuelo’. Cuando te dicen ‘abuelo’, te mueres. Mi nieto de dos años y medio me dice ‘abuelo’, ¡y ya te imaginas! Hay gente que no le gusta que le digan así, ¡a mí me encanta!”. De hecho, “estoy loco porque Evelyn me diga ‘abuelo’, a lo mejor me lo dice en inglés, ¡pero que me lo diga!”.

A su inmenso amor se añade la confesión de que “soy alcahuete, tengo que aceptarlo. Soy de los que no me meto en la crianza, si lo tienen que reprender, a ti te duele más que a ellos porque yo no los regañaría nunca. Soy totalmente consentidor y de corazón blandito”.

© 2016, Olímpica Stereo. Este contenido está amparado bajo la ley de derecho de autor colombiana

Para comentar esta publicación ingresa con