Escríbenos ó Síguenos En
noticia

Felipe Peláez, al rescate de sus composiciones

Martes, 28 de Jul - 20150

Felipe Peláez

Cada cierto tiempo, un artista de larga trayectoria tiene que volver a mirar su origen. Diez años después de darse a conocer como cantante (antes era conocido como compositor y músico), Felipe Peláez sintió esta necesidad. “El público me pedía que no dejara a un lado al Felipe compositor”, resume. Por eso estrena un CD en el que todas, excepto una, son canciones suyas.

“En estos años hubo una evolución: arrancamos con ‘Cuando quieras quiero’ y ‘Borracha’, y llegamos hasta ‘Tan natural’, pasando por ‘El amor más grande del planeta’ –recuerda Peláez–. Pero qué mejor manera de reencontramos con nuestro fundamento que celebrar diez años de trayectoria así”.

Muchas canciones suyas han circulado en redes sociales, algunas tan solo eran maquetas que se filtraron por Youtube. “Se habían pegado y me las pedían en vivo en el escenario”, cuenta el artista.

Otras fueron entregadas en su momento a otros artistas y no tuvieron la fuerza o la oportunidad para brillar. Una de esas fue ‘La magia de tus ojos’. “Cuando Peter Manjarrés la escuchó, se enamoró de ella, pero se la había dado a Iván Villazón –relata–. Cuando salió en el CD de Iván, a las dos semanas rompió con su acordeonero. Y cuando se da una separación, la producción se va abajo. Pero Peter la recordaba, por eso cuando lo invité a cantar conmigo, quiso grabarla”:

Felipe Peláez y sus amigos es un álbum de numerosos duetos, en los que recupera sus letras “perdidas” como compositor. También están Poncho Zuleta, Los K Morales, Jean Carlos Centeno, Orlando Acosta y muchos otros. “Alcancé a hacer 22 duetos (aunque se publicaron 15) incluso con Silvestre Dangond y Jorge Celedón, pero Sony no autorizó su salida”.

Peláez, hoy artista de Codiscos, fue durante muchos años parte del equipo de producción de Sony y luegosu artista exclusivo. Su salida de la disquera que fue su casa desde que tenía 18 años, cuando llegó como guitarrista de Otto Serge, fue por muchos conocida: Se decidió el mismo día en que obtuvo el Grammy Latino en la categoría de vallenato/cumbia, en el 2013.

“Creo que a Sony y a mí nos traicionó el exceso de confianza. Aprendí a ser músico allí, era mi segundo hogar, dormía, comía allí. Pero cuando ya me volví un artista en crecimiento, ellos seguían viendo a uno más de Sony”.

Aún así, bajo el cobijo de esa disquera, Peláez se consagró como artista. Pero siempre tuvo una espina, una desavenencia que fue creciendo lentamente a la par con los éxitos y estalló en la noche del premio, cuando entre los nominados su rival más fuerte era Silvestre Dangond: “Hoy veo con cabeza fría que Sony estaba en total libertad para mostrar sus prioridades y preferencias –admite Peláez–. Pero no fue chévere llegar a Las Vegas y ver que ellos llevaban cinco días allá, asistiendo a otros eventos con Silvestre para arriba y para abajo. Para ellos tampoco debió de ser agradable que al ganar, subiera y no les diera los créditos”.

Después del Grammy, Peláez dice que su mayor logro ha sido el Disco de diamante (ventas mayores a 100 mil copias) que logró después de un año de trabajo en el que descubrió “al Felipe vendedor”, de la mano de Codiscos. Consiguió superar las 160.000 copias vendidas de su trabajo Tiempo perfecto, gracias a estrategias corporativas.

Ahora, espera continuar su buen camino como artista con los duetos de Felipe Peláez y sus amigos, 10 años. “No hay artista que me acompañe en este álbum que no haya tenido relación conmigo en algún momento de mi vida”.

Cuenta que Iván Villazón fue su cantante preferido desde cuando vivía en Maicao; a Jean Carlos Centeno lo conoció desde que tenía 16 años y vivía en Villanueva, y “a Martín Elías, desde que era chiquito, cachetón y gordito porque fui guitarrista de su papá”.

Peláez dice que álbumes como este fortalecen el colegaje, algo que hace falta en la cultura vallenata. “Me di cuenta del aprecio que me tienen mis colegas y eso me agua los ojos. Hasta se mejoró mi relación con Silvestre, él mismo vino al estudio y dijo que arregláramos esto. Al fin y al cabo, construimos proyectos de vida, no amargándonos la vida por pendejadas”. Tomado de: El Tiempo. 

© 2015, Olímpica Stereo. Este contenido está amparado bajo la ley de derecho de autor colombiana

Para comentar esta publicación ingresa con