Escríbenos ó Síguenos En

Colombia, con cosas por corregir y esperanzada en Falcao

La Selección Colombia de fútbol jugó el pasado miércoles 5 de marzo el partido correspondiente a la fecha Fifa frente a Túnez, compromiso que terminaría igualado a un gol y en el que los cafeteros, por lo demostrado en el segundo tiempo, merecieron más en el marcador.

El primer tiempo fue enredado para los nuestros. Los dirigidos por el técnico José Pekerman se fueron arriba en el marcador tras una grosera falta del arquero tunecino, que debió ser sancionada con expulsión, sobre Ibarbo y que finalmente James Rodríguez tradujo en gol.

Después del 1-0, el equipo le bajó las ganas e intensidad al partido, al parecer ninguno quería arriesgar más de la cuenta y ser atropellado por el juego fuerte de la Selección de Túnez que dejó afuera del partido al delantero Ibarbo por lesión. Era como si el fantasma de Soner Ertek, jugador que lesionó a Falcao, estuviera en la cancha.

A punta de presión y fuerza Túnez logró meter a Colombia en su propio campo y fue así como al minuto 35 de juego, tras una fea salida de David Ospina y la duda de Mario Alberto Yepes, logró empatar el partido.

De esa manera terminó el primer tiempo, con una Selección Colombia muy floja, con poca marca en la mitad de cancha e insegura en defensa. Bacca y Ramos se perdieron en punta y no aprovecharon las escasas oportunidades.

Para la segunda parte, el entrenador argentino movió sus fichas y mandó a la cancha al arquero Faryd Mondragón, Teófilo Gutiérrez y Abel Aguilar en lugar de David Ospina, Carlos Bacca y Mario Yepes.

Esos cambios le dieron una mejor movilidad. James Rodríguez, de buen primer tiempo, se juntó más con Aldo, Macnelly y Teofilo. El toque-toque que son capaces de fabricar jugadores como ellos ayudó a crear volumen ofensivo.

Faltando 10 minutos para el final, la defensa colombiana volvió a verse lenta en el retroceso y Amaranto Perea llegó tarde a frenar el ataque del rival. Doble amarilla y expulsión justa para el defensor.

A pocos minutos del final, se vio lo mejor del equipo colombiano con jugadas colectivas, pero la suerte y el arquero africano le negaron la oportunidad de irse en ventaja.

En general, fue un partido que dejó a la vista muchas falencias que hay que corregir. Por fortuna faltan tres meses para Brasil-2014 y aunque creo que Pekerman ensayó demasiado en un partido en el que tenía que probar sus titulares, ese ensayo se debió al juego del rival, muy parecido al que mostrarán algunos rivales en el mundial. Ojalá en los partidos oficiales la tenga clara.

Aunque aún se busca el reemplazo de Falcao, si no se recupera para la competición mundialista, y con problemas defensivos, creo que Colombia tiene todo para hacer un buen mundial, hay que juntar a los que saben con la pelota, hay que insistir con el juego del toque que tanto nos gusta y mejorar la zona de recuperación.

También y no menos importante, hay que rezar bastante para que Falcao García se recupere, no veo a ningún delantero de los nuestros haciendo de Falcao en Brasil.

Pd: los que aún creen que el grupo que conforma Colombia junto a Grecia, Costa de Marfil y Japón es fácil, es mejor que se despierten de ese sueño de niños. El Mundial será duro pero tenemos con que aguantarlo.

Giovanni Echeverry Nicolella
Twitter: @giovanicolella
Editor de contenido digital

© 2014, Olímpica Stereo. Este contenido está amparado bajo la ley de derecho de autor colombiana

Para comentar esta publicación ingresa con