Escríbenos ó Síguenos En
entérate

Se fue otro grande de la salsa: Juan Formell

Lunes, 5 de May - 20140

Oiga, mire, vea con Rodrigo Salazar

¡De que van van!

El pasado jueves 1 de mayo, falleció el músico, bajista, compositor y arreglista cubano, Juan Formell, creador de música popular bailable, y el encargado de introducir la instrumentación electrónica en la forma musical cubana, pero además el creador de una de las orquestas mas representativas de Cuba, La Van Van.

Hablar de la historia musical cubana implica obligatoriamente hablar de una de las orquestas que ha permanecido en la preferencia musical de un público y con una carga generacional  de más de 40 años de historia, gracias a esa combinación lograda por Juan Formell, mezcla entre lo tradicional y lo contemporáneo, con reconocimiento no solo en su propia tierra sino en todo el mundo.

Juan Clímaco Formell  Cortina, nació en La Habana Cuba, el 2 de agosto de 1942 en el seno de una familia humilde conformada por Francisco de Asís Formell Madariaga y María Cortina, de profundas raíces musicales, de ahí que sus primeros estudios fueron con su papá, quien  fue flautista, pianista, arreglista y hombre  de teatro, estudios que continuó después de manera autodidacta. Mas tarde  su formación como compositor e instrumentista de guitarra bajo, se complementaría al contar con la orientación de prestigiosos músicos cubanos como Félix Guerrero, Rafael Somavilla, Armando Romeu, Antonio Taño y Orestes Urfé.

En 1957, a sus 15 años de edad, inició su  actividad profesional, como músico de orquestas de cabaret, radio y televisión. En 1959 ―tras la Revolución cubana― trabajó como bajista de la banda de música de la Policía Revolucionaria, en  1967 empezó a trabajar ―tocando una guitarra bajo― en la orquesta típica de Elio Reve, paso  muy importante en su desarrollo artístico, allí realizó valiosos aportes estilísticos y estructurales a las orquestas charangueras cubanas, como fue la incorporación del bajo eléctrico y la organeta (teclado) en sustitución del contrabajo y el piano acústico, el tratamiento rítmico y amplificación acústica en los violines, el empleo de la flauta de sistema y la batería que sustituyeron a la flauta de cinco llaves y las pailas, el trabajo vocal a tres voces en lugar del unísono, entre otros.

La historia de los Van Van, inicia a finales de 1969, desde el momento de su creación la lideró y la dirigió, con ella amplió su labor creativa, en ella aprovechó al máximo  los recursos expresivos del Son. Surgió entonces el Songo, denominación que él y José Luis Quintana (Changuito), le dieron al nuevo ritmo que sentó las pautas en la música popular bailable, y que de acuerdo a los críticos y conocedores del tema musical avizoraron el éxito que alcanzarían los Van Van.

Durante esta década,  abordó el son con elementos tomados del jazz y el rock,  se abrió a nuevos  ritmos en los que la  percusión combinada con un figurado de piano y el bajo le dio vida a timbres armónicos y melódicos diferentes. Es por estos años que comienza a grabar  sus primeros discos que aparecen como Juan Formell y los Van Van, Volúmenes I, II, III, IV y debutan en varios escenarios internacionales.

A partir de allí la producción discográfica no se detuvo: 1980 Juan Formell y Los Van Van; 1982 El Baile del Buey Cansao; 1983 Qué Pista; 1984 Anda, Vén y Muévete; 1985 La Habana Sí; 1986 Eso Que Anda; 1987 Al Son del Caribe; 1988 El Negro No Tiene Na; 1989 Crónicas; 1990 Aquí El Que Baila Gana; 1992 Disco Azúcar; 1994 Lo Último en Vivo; 1995 Ay Dios, Ampárame; 1997 Esto Te Pone la Cabeza Mala, 1999 Llegó Van Van (ganador de un Grammy); 2005 Chapeando, 2007 Empezó la fiesta (Dvd historia de los van van); 2009 Arrasando y en 2011 La Maquinaria, discos de los cuales se destacaron los temas como Me mantengo, Si no quieres tú, Hasta las cuantas, Ahora ven quiéreme, Este amor que se muere, Sandunguera, Me falta un año, Que sorpresa por mencionar algunos.

Los premios también están presentes en la obra de Juan Formell y los Van Van,  en 1999 recibió el Premio Grammy Latino (por mejor interpretación de salsa), por su álbum Llegó… Van Van (Van Van está aquí), y el año pasado recibió el Grammy a la excelencia Musical, otorgado por la Academia Latina de la Grabación, a artistas que han realizado “contribuciones creativas de excepcional importancia artística en el campo de la grabación durante sus carreras”. Colombia no fue la excepción, en 1994 en el Festival del Carnaval de Barranquilla recibió el  Trofeo del Festival de Orquestas de Salsa y en  enero de 2010, el tema “A Cali”, fue nominado por votación popular (con el 26 por ciento de la votación total)  como uno de los discos de la 52 Feria de Cali.

El pasado 1 de mayo la cultura nacional cubana y los salseros del mundo, recibieron la noticia de la muerte del “Maquinista de el Tren de La Van Van”, falleció a la edad de 71 años en un hospital de La Habana, de una complicación hepática, cremado el mismo día de su muerte en ceremonia privada acompañado solo por su familia, y sus cenizas expuestas en el lobby del Teatro Nacional de Cuba, para que sus compatriotas y amigos le pudieran rendir el merecido homenaje, tributo de despedida.

Formell tuvo seis hijos. Cuatro de ellos herederos de su estirpe musical: Juan Carlos, Samuel, Francisco y Vanessa. Samuel el Director musical y timbalero de la agrupación, será el encargado de continuar con el legado que dejó su padre.

Por: Oscar Rodrigo Salazar Peláez 
Director artístico Olímpica Stereo Cali 
contacto@olimpicastereo.com.co

© 2014, Olímpica Stereo. Este contenido está amparado bajo la ley de derecho de autor colombiana

Para comentar esta publicación ingresa con