Escríbenos ó Síguenos En
entérate

Hector Lavoe, el artista cuya vida jamás podrá ser un periódico de ayer

Martes, 1 de Jul - 20141

Oiga, mire, vea con Rodrigo Salazar

hector-1

El 29 de junio de 1993, y con tan solo 46 años, el mundo de la salsa perdió a quien ha sido considerado por muchos, el máximo exponente de ese género.

Su verdadero nombre, Héctor Juan Pérez Martínez, nació en Ponce Puerto Rico, el 30 de septiembre de 1946, su padre, quien tocaba la guitarra con tríos y orquestas locales fue quien se encargó de sembrar en su vida la semilla musical y a muy temprana edad  lo matriculó en la Escuela de Música Juan Morel Campos, su sueño era verlo convertido en un gran saxofonista, y aunque Lavoe aprendió los fundamentos de la música, pronto perdió interés en el instrumento al sentir que lo suyo era cantar.

De ahí que a los 14 años, ya era el cantante en una banda en Puerto Rico, pero su sueño era cantar en Nueva York,  hacer fama y fortuna y con apenas 16 años de vida y contra los deseos de su padre, el 3 de mayo de 1963, lo hizo realidad al irse a vivir a esa ciudad.

Aunque sus primeros trabajos al llegar fueron como pintor, maletero, mensajero y conserje, fue  Roberto García su amigo de la infancia, quien vivía en Nueva York y lo invitó a asistir a un ensayo de un sexteto que se estaba formando. El vocalista cantaba «Tus ojos» y no estaba haciendo un buen trabajo, así que Héctor le sugirió que lo intentara de otra manera. Héctor cantó la melodía para que el cantante pudiera hacer los ajustes necesarios y la banda lo asimiló inmediatamente como su cantante principal.

Más tarde se conectó con Russell Cohen, director de la New Yorker Band con la cual en 1965 grabó su primer sencillo de 45 rpm: «Está de bala». Comenzó a tocar con bandas como la de Francisco Bastar Kako y sus All Stars, a través del cual conoció a su padrino artístico Johnny Pacheco, que inmediatamente reconoció su talento artístico y, poco después se lo recomienda a Willie Colón para la grabación de su primer disco El malo.

Desde esa producción realizada en 1967 y hasta 1973, Lavoe se convirtió en el cantante de la Orquesta de Willie Colón, con quien grabó un total de nueve discos.. En 1968 The Hustler, de esta producción se destacan los temas «Guisando», «No me den candela» y «Te están buscando».

Cosa Nostra, con los temas «Che Che Colé», «Te conozco», «Tú no puedes conmigo», «Sangrigorda» y «Ausencia» que fue uno de los boleros más radiados de la época.

Asalto navideño, que evoca el sentir religioso y patriótico de las fiestas navideñas, combinado con el efecto de la parranda de ir de casa en casa con cánticos.

El éxito de estos álbumes transformó significativamente la vida de Lavoe. Héctor recibió un reconocimiento inmediato, trabajo estable, y el dinero suficiente para proporcionarse un cómodo estilo de vida. De acuerdo a Lavoe, todo pasó tan rápido que no sabía cómo lidiar con el éxito repentino allí empezaría su carrera hacia la decadencia, Su éxito era tal que constantemente eran contratados por toda Latinoamérica para presentarse ante multitudes. Sin embargo, Lavoe comenzó a consumir drogas, a llegar tarde a los conciertos y a llevar una vida de excesos que comenzó a hacer mella en su indiscutible talento.

La gran fuga de donde se desprendió el inolvidable tema «Panameña» y donde Lavoe, en el «puente» de la canción, que se detiene por un instante, improvisa: «La salsa de Puerto Rico… El aguinaldo».

El juicio, álbum que cosechó éxitos inmediatos tales como: «Piraña», «Soñando despierto» y el bolero «Seguiré sin ti».

Lo mato con temas como «El día de suerte», «Todo tiene su final» y «Calle luna calle sol».

En 1975, inició su carrera como solista con el álbum titulado La Voz. Este disco fue un éxito total y sus ventas alcanzaron disco de oro en poco tiempo. Las canciones destacadas fueron: «Rompe, Saragüey», «El todopoderoso», «Mi gente», que fue un tema insignia en las presentaciones en vivo que Lavoe realizaba con la Fania All Stars, «Tus ojos», «Emborráchame de amor» y «Un amor de la calle»

Su segundo álbum como solista llamado De ti depende (1976), «Consejo de oro», un viejo tango modernizado, y «Tanto como ayer». Pero los temas que sobresalen por su carácter salsero son: «Vamos a reír un poco», donde muestra sus habilidades como sonero, y «Hacha y machete» y en 1978 lanza el disco titulado Comedia, del cual el tema principal fue, «El cantante».

En esta época, las presentaciones en vivo de Lavoe no obtuvieron los resultados esperados no solo por sus problemas de drogas que le impedían cumplir con responsabilidad las fechas y horas previstas, sino porque los números bailables que por lo general eran canciones que sobrepasaban los seis minutos, tenían un carácter extenuante. Todo esto causó cierto desgaste y la sobreexposición del artista. Lavoe cayó en un cuadro de profunda depresión y desapareció de sus actuaciones en vivo por un período prolongado, siendo sometido a periodos de rehabilitación.

En 1981 aparece Qué sentimiento los temas: «Soy vagabundo», «No hay quien te aguante» y «Amor soñado», le regresan el éxito de los primeros tiempos como solista, y La Asociación de Cronistas del Espectáculo (ACE) de Nueva York entrega a Lavoe un reconocimiento a la excelencia por este disco.

Para 1983, cuando se lanza Vigilante, la carrera de Lavoe estaba en un punto incierto debido a su comportamiento errático y su desesperante relación con las drogas, el álbum arranca con el éxito «Triste y vacía» y «Juanito Alimaña».

En 1984, lanza el álbum Lo que pide la gente que contiene la canción «El rey de la puntualidad», en 1985 lanza Reventó, sin mayor éxito. A fines de 1986 Héctor regresó a las ondas radiales pegando fuerte con la composición «Plato de segunda mesa»,incluida en su disco Strikes back (1987), que fue reconocido con una nominación al Grammy.

A fines de los años ochenta los problemas de Héctor Lavoe comenzaron a agravarse sus problemas: Su apartamento en Queens, se incendio por una colilla encendida por lo cual tuvo que saltar por la ventana de su cuarto, tuvo múltiples fracturas y a su vez serios problemas de salud, murió su padre, al igual que su hijo menor Tito a causa de un disparo que le dio un amigo accidentalmente mientras limpiaba su revólver. Todo esto causó que Lavoe volviera a recaer fuertemente en el uso excesivo de las drogas, frustrando aquel intento de dejarlas para siempre.

Pero aún le faltaba por experimentar una tragedia más en su vida al enterarse a comienzos del año de 1988 que padecía de sida, fracasos de los conciertos entre otras cosas, empeoraron el ánimo de Lavoe, quien al regresar al Hotel Regency y tras una discusión con su esposa, hizo un intento de suicidio lanzándose desde el noveno piso del cual las consecuencias fueron innumerables fracturas y muchos daños en todo el cuerpo.

En ese tiempo fue victima de una despiadada explotación que lo obligaba a cantar mas de lo que su cuerpo podía resistir, sumado al mal pago monetario que se le entregaba y al constante suministro de drogas para lograr dominarle y evitar que este pusiera resistencia a las exageradas exigencias de los oscuros personajes que perpetraron esta ultima desgracia de la vida del sonero, el abuso al que estaba siendo sometido provocó el aceleramiento del deterioro a causa del SIDA en su cuerpo, ya que se presume que Héctor para esa época no solo padecía SIDA, sino también tenía diabetes.

En 1991 sufrió un derrame cerebral que le quitó la movilidad de medio rostro y quitándole definitivamente la capacidad de cantar e incluso de hablar de manera clara, esto hizo que simplemente no pudiera hacer más presentaciones.

Sus últimos años los pasó en Nueva York, sumergido en la profunda tristeza y pobreza, hasta que falleció a causa de un paro al corazón, el 29 de junio de 1993, en el Memorial Hospital de Queens. Fue enterrado en el cementerio Saint Raymond del Bronx (Nueva York); y nueve años después sus restos fueron llevados a su ciudad natal, Ponce (Puerto Rico), tal como él mismo pidió.

Por: Oscar Rodrigo Salazar Peláez
Director artístico Olímpica Stereo Cali
contacto@olimpicastereo.com.co

© 2014, Olímpica Stereo. Este contenido está amparado bajo la ley de derecho de autor colombiana

1 Comentario

  1. Daza H Hector - Usuario Facebook dice:

    EL MAS GRANDE ENTRE LOS GRANDES HECTOR LAVOE

Para comentar esta publicación ingresa con