| Olímpica Stereo Gózatela | Entérate | El día que Poncho Zuleta cumplió el último deseo de una anciana de 119 años - El día que Poncho Zuleta cumplió el último deseo de una anciana de 119 años -
Escríbenos ó Síguenos En
entérate

El día que Poncho Zuleta cumplió el último deseo de una anciana de 119 años

Miércoles, 10 de Ene - 20180

ponchozuleta

Cleotilde Huete Medina, una anciana de 119 años que su deseo era conocer a Poncho Zuleta porque era admiradora y fanática de su música. “Yo estoy esperando ya la muerte, acostada en mi cama, pero antes me gustaría conocer a Poncho”.

Pese a su avanzada edad, asegura que hasta sentada baila las canciones del artista, “hace dos años no las bailo de pie porque las piernas no me dan, pero si lo hago aquí sentada, en la mecedora”.

Para llegar a Punta Arena, Magdalena, pueblo donde vive Cleotilde, se debe viajar dos horas en una lancha rápida de río o chalupa, como se le conoce.

Mientras la mujer avanzada en años estaba sentada en la terraza de su casa, Poncho, se encontraba en Bogotá, a más de 2000 kilómetros de distancia, en un estudio de grabación junto a Beto Villa, grabando la producción ‘Dos dinastías’. Hasta la capital le llegó la noticia que una mujer de 119 años era fanática y admiradora de su música, que su último deseo antes de morir, era conocerlo, que le cantara personalmente y poder darle un abrazo. Era algo a lo que el cantante no podía negarse, por el contrario, “Es una gran admiración, una gran satisfacción, se me erizaron los vellos que una señora de esa edad desee conocer a Poncho Zuleta y ver su canto frente a frente, es una de las cosas más lindas que me ha pasado en la vida”, afirmaba el artista.

Entonces el artista vallenato aceptó visitar a Cleotilde sin importar la distancia, el viaje en avión y luego en chalupa al que se sometería, pero como si no hubiese sido suficiente hora y media en avión, más las dos horas en chalupa, cuando Poncho llegó al pueblo tuvo que caminar 15 minutos para llegar hasta la casa de Cleotilde, quien vivía al otro lado de Punta Arena; mientras recorría las despavimentadas calles del lugar donde nació la anciana, los niños, jóvenes y adultos enloquecieron porque el ídolo del vallenato de la época recorría las calles de este “olvidado” pueblo.

Cuando por fin llegó a la casa de su fanática, la sorpresa fue que había cerca de 2 mil personas, parecía una concentración política, o, ¿por qué no?, un evento del mismo Poncho Zuleta.

Se dio el encuentro entre una fans y su artista, pero este era un caso particular, no se trataba de una muchachita enloquecida por ver a su amor platónico, sino de una anciana que al ver cumplir su sueño no pudo contener las lágrimas.

“Usted es un caso excepcional en Colombia”, le dijo Poncho, “gracias por admirar mi música y lo que hago, mis canciones son para usted”.

El encuentro finalizó entre abrazos, besos de parte de la anciana a su cantante favorito, y este devolvió todo el afecto en forma de versos.

© 2018, Olímpica Stereo. Este contenido está amparado bajo la ley de derecho de autor colombiana

Para comentar esta publicación ingresa con