Escríbenos ó Síguenos En

artista del mes

Kevin Flórez, con la música urbana desde la cuna

Jueves, 23 de Ene - 20140

Carlos Vives

Cuando Kevin Flórez no había nacido ya respiraba y sentía la música, luego, en un barrio popular de Cartagena creció y su familia lo ayudó a convertirse en el máximo exponente de lo que hoy se conoce como champeta urbana, la cual corre por sus venas.

“Mi mamá me ponía música hip hop y reggae cuando estaba en la barriga. Cuando nací, mi tío Carmelo que era bailarín de brake dance, me dormía haciendo sonidos con la boca”, cuenta el artista que ha llevado este género urbano a todos los rincones del país. Gánate la gorra de Kevin Flórez.

Su primer apodo fue ‘Kevin Rap’ gracias a que las primeras palabras que pronunció no fueron mamá ni papá sino los sonidos tradicionales de la cultura hip hop. Sus acercamientos iniciales a la música curiosamente no fueron con la champeta que hoy lo hace reconocido, sino precisamente fue el hip hop que marcó el comienzo. Pero el barrio en el que se crio, donde se escucha la champeta en los pick up y en todas las fiestas, terminó por influenciar su estilo.

Su familia ha sido el principal apoyo y motivación para salir adelante con la difícil carrera musical. “Mis tíos eran bailarines, la familia de mi mamá son músicos y fuimos creciendo en ese viaje. A los 5 años mi papá me compuso la primera canción, yo cantaba con mi hermana Cindy, mi papá había hablado en la empresa de él para que nos pusieran en una fiesta allá”, cuenta este cartagenero sobre su debut frente a un público considerable.

En el año 2009 Kevin tuvo la iniciativa y sacó una canción pero por su poca promoción no pasó nada. Fue entonces cuando en el 2011 hizo “unas combinaciones de champeta con rapeo” y otros matices personales que dieron origen a su primer éxito: Ya no hay amor, canción con la que se bautizó el género de la champeta urbana.

La familia no solo fue el motor de arranque, actualmente el equipo de trabajo del artista de La Heroica está conformado en su mayoría por ellos. “Mis hermanos son mis dos pulmones, Keiner el izquierdo y Rafita el derecho, ellos me ayudan con los coros”. Asimismo, su hermana es diseñadora de modas y ayuda con todo lo referente al vestuario. “Mi mamá hace el papel de ama de casa pero siempre me la llevo a los viajes y está pendiente de ayudarme si me voy a cambiar o lo que se necesite. El esposo de mi hermana es el que me ayuda con las cámaras y los videos.” Y finalmente está su padre, quien es el manager o el patrón, como lo define el mismo Kevin.

El género de la champeta ha evolucionado con el tiempo y gracias a críticos como él ha logrado posicionarse en todas las clases sociales. “La champeta la trataron de vender desde el principio pero por su nombre: champeta (machete recortado), la gente lo tomó mal, solo lo escuchábamos en los barrios populares. Después el género tuvo un bajón porque los artistas firmaron con disqueras y le comenzaron a meter sonidos que no eran nuestra esencia. Se metió el reggaetón y tumbó la champeta. Ahora cambió nuevamente y desde que yo entré en la champeta cambiamos varias cosas, le metimos más producción a los videos, los hicimos en cine HD, hicimos buenas letras… comenzamos a tocar los corazones de toda Colombia. Gracias a Dios, con los artistas que vienen saliendo, vamos posicionando el género en todas partes”, manifiesta el cantante.

Uno de los artistas de la champeta que admira es el reconocido Sayayin, quién además considera que ayudó a la transformación del género. “Para mi es una leyenda, de los artistas de la champeta es el que más conocen en el país”.

Trabajar, defender y ayudar a los nuevos artistas de la champeta es uno de los sueños de este joven cartagenero apasionado por la música y que le gusta trabajar hasta dejar las cosas como realmente quiere y de buena calidad.

Que cante no significa que sea más que cualquier otra persona, es igual a un ingeniero, médico, albañil o cualquier otra persona. Lo mío es trabajar en la música y los seguidores son los que nos dan el crecimiento.

Lo que viene para Kevin Flórez.

Luego del gran éxito y reconocimiento que logró en el 2013 Kevin Flórez no piensa parar, por el contrario, mantener el punto alto de la carrera es uno de los retos en el presente año.

Es por eso que reveló algunos detalles de la producción en la que está trabajando. Se trata de un nuevo álbum que contará con la presencia de algunos artistas viejos de la champeta y que tendrá un tema llamado ‘Yo soy champeta’. La idea es “aprovechar que estamos pegados y que ellos hicieron bulla en algún tiempo para halarlos de nuevo”.

Defendiendo el género y pensando un poco a futuro, Kevin ve la champeta dentro de algunos años muy “pegada, la veo en los premios Grammy, en los Grammy Latinos. La veo muy metida y haciendo champeta en inglés y varios idiomas”.

Giovanni Echeverry Nicolella
Twitter: @giovanicolella
Editor de contenido digital

Para comentar esta publicación ingresa con